Tras las huellas de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier : La Compañía de Jesus

——————————————————read article in English

San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier: La Compañía de Jesus

No queremos dejar pasar la oportunidad de escribir sobre San Ignacio y San Francisco Javier. Ambos nacieron en España y vivieron en pleno siglo XVI. Los dos pertenecieron a familias nobles del País Vasco y Navarra, y los primeros años que pasaron con sus familias y amigos fueron los que marcaron sus caminos, antes de conocerse en París y de fundar la Compañía de Jesús.

Acercarnos a sus orígenes y a su tiempo, recorrer alguno de sus caminos y visitar algunos lugares que ellos recorrieron es sin duda alguna una experiencia única.

SAN IGNACIO DE LOYOLA (1491 Azpeitia (Pais Vasco)- 1556 Roma) 

Nace en el Azpeitia ( País Vasco) en 1491 y desde joven desea seguir el ideal militar de su familia. De joven pasa un tiempo el la corte de Fernando el Católico y disfruta del galanteo, de los libros de caballerias, de diversión y caza, de las armas, etc..

Años después bajo las ordenes del Virrey de Navarra Antonio Manrique y en el año 1521 es herido en un ataque francés a Navarra.

Es durante su convalecencia cuando comienza a leer sobre la vida y obra de los Santos, que le influyen hasta el punto que decide abandonar su vida anterior para pasar a imitar las de los santos, ya en otoño de 1521.

Un año más tarde emprende viaje a Jerusalén y, en su parada en Montserrat, decide abandonar las armas de caballero y adoptar ropajes de mendigo. Durante un año, en Manresa, trabaja en la redacción de sus “Ejercicios espirituales”, al tiempo que se confiesa y se penitencia.

Guecho,_Algorta_-_Iglesia_de_San_Ignacio_de_Loyola_23

Al regreso de Tierra Santa cursa estudios en Barcelona, Alcalá y París (1528-35), lugar en el cual su modo de vida y figura va ganando adeptos, como san Francisco Javier. En 1537 experimenta la visión de Dios, quien le infunde la idea de fundar la Compañía de Jesús y le encarga la misión de expandir el nombre de Cristo. Rápidamente se suceden las fundaciones e ingresan adeptos en el movimiento religioso, que esparcirá a sus miembros por alejadas regiones del planeta como China, Japón o América. En Roma funda el Colegio Romano en 1551, que con el tiempo se convertirá en la Universidad Gregoriana.
Entendido dentro del contexto del grave cisma católico del siglo XVI, el movimiento jesuítico se inscribe plenamente dentro de la reacción contrarreformista a los postulados luteranos, calvinistas y anglicanos. Así, defienden un ideal de vida cristiana cercano al de los cristianos primitivos, esto es, privados de bienes materiales e imbuidos plenamente de religiosidad. Además, la educación de la juventud en la fe católica deberá suponer un freno a la extensión de las ideas reformadoras. Los colegios de jesuitas, pues, se convertirán en la principal herramienta de la congregación. Como tercer pilar ideológico, la figura del papa, atacada desde la heterodoxia, aparece defendida y reforzada por los jesuitas, quienes le veneran de manera incontestable no sólo como cabeza jerárquica de la Iglesia sino con amor filial. Ignacio de Loyola murió el 31 de julio de 1556, siendo canonizado el 12 de marzo de 1622.

SAN FRANCISCO JAVIER 1506 Sangüesa (Navarra)-1552 Japón

De familia noble , a los 19 años viaja a Paris para estudiar Filosofía. Allí conoce a san Ignacio de Loyola, lo que le marcará para el resto de sus días. Toma los hábitos en 1534, se ordena sacerdote en 1537 en Venecia y participa en 1539 en la Fundación de la Compañía de Jesús en Roma. Con motivo de la política expansiva de la Compañía y de atender la solicitud de rey de Portugal Juan III accede a viajar junto otros religiosos a la India en 1541 .

1362045681_0

Visita primero Madagascar y Mombasa antes de llegar a Goa (1542) donde se dedica a la atención de enfermos y a la conversión de nativos. Consciente de la utilidad del conocimiento de la lengua indígena para su apostolado y de la presencia física como vehículo de propaganda, traduce las obras religiosas básicas, viaja por los poblados y predica entre los nativos, lo que le hará ser visto como un personaje dotado de santidad. Su actividad misionera no se para en Goa, sino que viaja a Ceilán, recorre Indonesia y, tras conocer la existencia del Japón, funda allí los inicios de la colonización misionera. Pese a ambicionar la evangelización del inmenso imperio chino, muere de pulmonía el 3 de diciembre de 1552. En 1622 es canonizado por Gregorio XV, siendo más tarde nombrado patrono y protector de las misiones.

 

(*)Os recomendamos visitar Azpeitia en el País Vasco y Xavier en Navarra, así como Manresa, Montserrat y Barcelona, junto a otros santuarios Marianos como Lourdes en Francia y El Pilar en Zaragoza o alguna de las ciudades del Camino como Burgos.

No duden en contactar con nosotros

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s